Alberto Fernández se reúne con Rodríguez Larreta y gobernadores del centro y sur del país mientras evalúa nuevas medidas contra la segunda ola

Después de los reproches por la falta de iniciativa, el Presidente escucha sus evaluaciones sobre la situación en el interior del país. El jefe de Gobierno porteño, con quien tuvo las mayores diferencias, forma parte de la videoconferencia. Ayer había recibido a los mandatarios provinciales del Norte

En un clima de expectativa por la tercera tanda de medidas contra la segunda ola de coronavirus, esta tarde continúa la seguidilla de reuniones entre Alberto Fernández y los máximos funcionarios de la Casa Rosada, que empezaron el lunes con expertos y dirigentes para definir el camino a seguir frente a la suba de casos y el alto nivel de tensión en el sistema sanitario.

Hoy es el turno de los gobernadores del centro y el sur del país, que se encuentran con el Presidente por videoconferencia después de los cuestionamientos que les hizo el primer mandatario por la falta de iniciativa a la hora de imponer mayores cierres.

Entre ellos están presentes el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con quien se registraron las mayores diferencias desde que se publicó el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que buscó suspender las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Ayer, el primer mandatario conversó -también vía remota- con los mandatarios provinciales del norte. Escuchó sobre la situación epidemiológica en cada jurisdicción, compartió su mirada en general y les pidió que trabajen para disminuir la circulación.

Hoy se espera una escena similar. Alberto Fernández encabeza la reunión desde la Casa Rosada. Nuevamente está acompañado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Además de Rodríguez Larreta, están los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Chubut, Mariano Arcioni, de Córdoba, Juan Schiaretti; de La Pampa, Sergio Zilliotto; de Mendoza, Rodolfo Suárez, de Neuquén, Omar Gutiérrez, de Río Negro, Arabela Carreras; de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Santa Fe, Omar Perotti; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella.

Ayer, durante la charla con mandatarios del Norte, el Presidente destacó las medidas que se tomaron en el AMBA –donde se restringió la circulación entre las 20 y las 6 y se suspendieron las clases presenciales– y mostró su “preocupación” por la situación en “otros conglomerados por la irradiación del AMBA hacia el interior”.

En ese encuentro estuvieron los mandatarios de Jujuy, Gerardo Morales; de Salta, Gustavo Sáenz; de Formosa, Gildo Insfrán; de Chaco, Jorge Capitanich; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Corrientes, Gustavo Valdés;de Tucumán, Juan Manzur; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Catamarca, Raúl Jalil; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de La Rioja, Ricardo Quintela; y de San Juan, Sergio Uñac.

La mayor expectativa en este encuentro, además de los detalles que podrían influir en las nuevas medidas para el resto del país, es la presencia de Rodríguez Larreta. Hoy será la primera vez que el Presidente y el jefe de Gobierno porteño se vean cara a cara -aunque de manera virtual y en grupo- después de la fuerte disputa pública que protagonizaron a raíz de la decisión de Alberto Fernández de lanzar un DNU que suspendía las clases presenciales sin consultar con el mandatario porteño y que derivó en una presentación ante la Justicia de parte de las autoridades de la Ciudad. Ahora resta que decida la Corte Suprema, pero la medida cautelar podría quedar obsoleta el viernes, cuando vence el decreto.

De todas formas, el contacto entre el gobierno nacional y el porteño nunca se cortó. Los funcionarios de las segundas y terceras líneas de ambas administraciones mantuvieron los diálogos para coordinar cuestiones operativas, en especial vinculadas a la pandemia, durante dos semanas donde la cantidad de casos de coronavirus se disparó hasta superar los 20.000 diarios, con un fuerte impacto en la ocupación de camas. Y ayer, el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, recibió a su par de la Ciudad, Felipe Miguel, junto al aliado de la Nación, Carlos Bianco, en un encuentro donde no se tomaron decisiones sino que sirvió para retomar las conversaciones y enviar una señal pública de acercamiento después de diez días de fuertes cuestionamientos mutuos.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora