Precios Justos: atrasos y reclamos de alimenticias: cuánto serán los aumentos

El incremento de los costos, por tipo de cambio, paritarias y una inflación que viaja a más del 6% mensual, hace que los Precios Justos estén entre 15 y 20 por ciento rezagados, según estimaciones de la industria alimenticia.

Las empresas afirmaron que seguirán dentro del programa oficial, aunque ejecutivos del sector atribuyen a esa política de amplios controles en el canal supermercadista el hecho de que haya una mayor disparidad entre las cadenas y los comercios de cercanía.

A la disparidad de precios se agregará el impacto de la inflación de marzo, que consultoras ya ubican en la zona del 7%. La buena noticia es que se habría aplacado el aumento de la carne.

Freno en las importaciones

Las reuniones y contactos permanentes entre las empresas y la Secretaría de Comercio Interior giran, sin embargo, en torno a otro problema: las trabas para importar. Distintas compañías coincidieron en que la autorización de SIRAs es «a cuentagotas» desde febrero y que no se relajó luego de que el Gobierno y el staff técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciaran la modificación en la meta de acumulación de reservas.

En pocos días, la gran mayoría de los productos de consumo masivo aumentarán un 3,2% en las grandes cadenas, como parte del acuerdo de Precios Justos. Un relevamiento del Gobierno y otro que manejan los supermercados coinciden en que los precios vienen aumentando entre 3 y 3,5% mensual en las cadenas. Al 3,2% de pauta se suman los incrementos por encima de ese patrón a productos que salieron del congelamiento o que tuvieron autorizaciones especiales por una suba justificada en los costos

Pero los supermercados, que denuncian niveles de abastecimiento en torno al 45%, se preguntan

 

Más allá del impacto de la carne y de las siempre volátiles frutas y verduras, la respuesta está en la fuerte disparidad de precios con comercios de cercanía. Allí, las grandes empresas canalizan los aumentos que no pueden trasladar a las cadenas.

Las grandes tiendas representan el 40% restante.

Almacenes y autoservicios

Comercio Interior sostuvo, al conocerse el IPC de febrero, que trabajaría en mecanismos para que los Precios Justos lleguen a los comercios de barrio. «los precios van en supermercados a una velocidad distinta que la de canales tradicionales, vamos a trabajar sobre eso», indicaron entonces. Pero no hubo anuncios ni medidas.

El secretario Matías Tombolini puso el foco en las redes de distribución propias de grandes compañías, sobre todo del rubro Bebidas. Pero las disparidades van más allá de las gaseosas, aguas y cervezas. Según un relevamiento de Ecolatina, entre diciembre y febrero se registraron aumentos hasta 10 puntos porcentuales más altos en el canal tradicional en fideos, leche y arroz, por ejemplo.

Esa disparidad en los precios ya se nota en los patrones de consumo. Según un informe de Scentia, las ventas en autoservicios y almacenes cayeron 8,8% interanual en el acumulado del primer bimestre. A nivel nacional, la baja es del 9%. En cambio, las cadenas vendieron 7,2% más en el Área Metropolitana y 8% más a nivel país. El consumo cayó 1,4% anual en la medición nacional.

Las ventas de las cadenas de supermercados mejoraron en todos los rubros. En alimentos, aumentaron 12,1% anual, en cantidades, en enero. En higiene, 11,9%. En limpieza, 0,7%. En bebidas sin alcohol, 14%. Por el contrario, las tiendas de cercanía vendieron 10,6% menos de alimentos, 14,4% menos de productos de higiene, 15,8% menos de ítems de limpieza y un 2,8% más en bebidas.

La facturación en todos los canales de consumo masivo aumenta en línea con la inflación, 102,3%. Es otro indicio de que los aumentos de precios no contienen los productos de la canasta básica. La canasta alimentaria trepó 11,7% en febrero y 115% anual, según el Indec.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora