Explicaron los alcances de la activación del Proyecto Fénix

En relación con la ratificación y activación por parte del consorcio Total Energies, Wintershall Dea y Pan American Energy del proyecto Fénix, el desarrollo de producción de gas natural off shore más austral del mundo, frente a las costas de Tierra del Fuego, Alejandro Aguirre, secretario de Hidrocarburos de la Provincia, enfatizó sobre la importancia para la provincia de tener ya las condiciones y comenzar con las inversiones de U$S 700 millones, para ponerlo en marcha.
El yacimiento descubierto a fines de los ‘80 está situado a 80 km de la costa de Tierra del Fuego, y según el plan de inversión y desarrollo comenzará a producir en el año 2025. Aguirre explicó que se trata de un “yacimiento offshore, ese gas es conducido a la zona Norte de la planta de Total y a partir de ahí ingresa al gasoducto, que gran parte va al continente y abastece a toda la Patagonia hasta Bahía Blanca y Buenos Aires”.
Es un yacimiento “muy importante que viene a incrementar el 10% de lo que se está produciendo en Argentina actualmente”, referenció Aguirre. Fénix producirá 10 millones de metros cúbicos de gas, mientras el total en el país es de 100 millones de metros cúbicos. Como se importan anualmente 20 millones de metros cúbicos, “esto viene a ayudar a contener esta fuga de divisas y a la cuestión macroeconómica del país” resaltó el funcionario.
Además, en la hipotética posibilidad de que haya un excedente, finalmente y después de tantos años, se podría generar algún tipo de industrialización en Tierra del Fuego
Al tratarse de gas convencional, la principal inversión es la construcción de la plataforma. “El pozo a 80 km de la costa y 70 m de profundidad, a través de una plataforma que se apoya en el suelo marino se perfora casi 2 km con un caño de un diámetro similar a un poste de luz de alumbrado público. Se encuentra la formación y a partir de ahí a través de caños se traslada ese gas hacia tierra firme, en la costa Norte en la zona de Cullen, donde ahí se separa el agua del gas” explicó Aguirre.
Ese nuevo gasoducto submarino lo será sólo en un tramo, ya que se une al de otro yacimiento ya existente, Vega Pléyade, para enviar el gas a la costa. Otro caño paralelo lleva unos fluidos para que no se congele el agua que trae el gas por las bajas temperaturas en el fondo marino.
Al momento, el secretario confirmó que “ya se están cortando caños y se va a comenzar en marzo a abril del año que viene con la instalación y el trabajo para la perforación de los pozos” trabajo que en el mar “equivale a 10 pozos de Vaca Muerta en inversión, es un costo altísimo que tiene explotar el offshore” comparó.
La noticia de la ratificación de la inversión por parte del consorcio, que se anunció esta semana, tiene su origen en la oportuna firma de un acta entre el Estado nacional y los inversores donde el primero se comprometía a incorporar el proyecto Fénix dentro del alcance de los beneficios impositivos de la Ley 19640. Por resolución se incorporó la actividad de hidrocarburos, de acuerdo con la inversión, al sub régimen. A partir de ello, el viernes pasado los socios firmaron la “decisión final de inversión”.
¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora