Los Gauchos del Mar quedaron varados seis días en el puerto

Los hermanos Joaquín y Julián Azulay, que lideran la agrupación de surfistas extremos “Gauchos del Mar”, salieron a desmentir la versión que los responsabiliza de querer instalar un refugio en Península Mitre, denuncia por la cual quedaron varados en el puerto de Ushuaia, impedidos de zarpar hacia el lugar por orden del gobierno.

Mediante un comunicado, los hermanos salieron a dar su versión “ya que se han publicado falsas acusaciones sobre las intenciones de nuestra nueva expedición, de nuestro documental y de nuestras fuentes de financiamiento” y desvincularon al programa “Sin azul no hay verde” de esta iniciativa.

Según explicaron, “hace cinco años, cuando lanzamos la película “Península Mitre” en el Festival de cine de montaña, en Ushuaia asumimos un compromiso personal con los fueguinos de volver y restaurar un rancho en Península Mitre. En este caso volvimos para restaurar el rancho tres amigos, que fue nuestro refugio durante buena parte de la expedición”.

Según indican, la restauración del refugio pretende que “cada caminante, expedicionario, turista y poblador local cuente con un lugar que lo resguarde de las difíciles condiciones climáticas de la Península”.

“De esta restauración se iba a desprender un mediometraje documental que expondría esta iniciativa y el cumplimiento de ese compromiso, pero hoy nos encontramos, hace 6 días, en un barco amarrado en el puerto de Ushuaia, debido a que las autoridades pertinentes nos han impedido zarpar con los materiales para restaurar el techo y el interior del refugio”.

Los surfistas reconocen que “si hubo algún error de nuestra parte, fue el de desconocer los permisos que recientemente se han implementado para ingresar a la península”. Además informaron que ayer el gobierno les comunicó que el barco puede zarpar si no contiene estos materiales de construcción. “Es por eso que los hemos descargado en el muelle y con mucha tristeza comunicamos que el rancho tres amigos no será restaurado”.

“Es inevitable sentirnos decepcionados y frustrados con este tipo de actitudes y trabas por parte de las autoridades de la Provincia, pero de ninguna manera vamos a aceptar este tipo de calumnias y falsas acusaciones”.

De acuerdo a su explicación, la restauración era financiada “íntegramente por nuestros patrocinadores y producida por nuestra propia vocación de hacer cosas en las que creemos firmemente”.

“Estamos convencidos que nuestra película homónima ha colaborado para que esta área siga su camino a ser declarada area protegida y desde nuestro lugar seguiremos comprometidos con que Península Mitre se proteja sobre los intereses económicos y políticos que la amenazan”.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora