Internaron en terapia intensiva al padre Aldo Moschetta de Ushuaia

La noticia la dieron a conocer de la Parroquia tras varias semanas sin novedades, a partir de una reacción complicada que presentó como parte del tratamiento que realiza por la enfermedad que le fuera diagnosticada. Afortunadamente, pudo retornar a su casa junto con su familia, donde prosigue su evolución.

La Parroquia de la Sagrada Familia de Ushuaia actualizó novedades de la salud del padre Aldo Marcos Moschetta, e informaron que debió ser -días atrás- internado en terapia intensiva, en el marco del tratamiento al cual se somete tras serle diagnosticado un tumor maligno.

 

Tras varias semanas sin novedad alguna sobre su condición, el viernes, a través de un comunicado por redes, desde la institución eclesiástica precisaron que el párroco inició a principios de noviembre la segunda dosis de quimioterapia, y «lamentablemente la reacción de su cuerpo fue más complicada que con la primera sesión».

 

«El fin de semana (por el anterior) requirió internación en terapia intensiva para poder mantenerlo bien monitoreado, lo cual no era posible en su domicilio. Gracias a Dios fue la mejor decisión, ya que hoy se encuentra en su casa nuevamente al cuidado de su familia«, celebraron.

 

«Sigamos orando en comunidad por la salud del padre, porque es lo que lo sostiene espiritualmente para tener las fuerzas que necesita en esta etapa de su tratamiento. Gracias a todos», pidieron a los creyentes de Ushuaia desde la Parroquia.

 

Agregaron al respecto que el que atraviesa Moschetta «es un proceso lento, que se camina día a día», por lo cual aclararon que «es imposible responder con certeza cada una de sus preocupaciones, porque sólo el Señor sabe que nos depara a cada uno de nosotros».

 

«La familia del padre Aldo les agradece desde el corazón, sus oraciones, sus mensajes de aliento y los deseos de recuperación que cada uno les hace llegar.  Todos unidos formamos la gran familia que rodea a Aldo y por eso les pedimos que sigamos orando por su recuperación», rogaron desde la Sagrada Familia.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora