“Hay mil chicos yendo a comedores en Ushuaia y más de tres mil en la provincia. ¡Miren cuánto trabajo nos queda!”.

El presidente del Partido Justicialista realizó un balance de la campaña que culminó el domingo último, con un contundente triunfo del espacio político que lidera. Exultante, Walter Vuoto dijo que “lo más lindo y lo más importante es que entre todos y todas pudimos dar vuelta una elección histórica en Tierra del Fuego, logrando que la provincia se pintara nuevamente de celeste”.

El titula del PJ fueguino agradeció “a cada militante de Ushuaia, porque hacía 24 años que el peronismo y el campo popular no ganaba una elección intermedia en la ciudad, y el domingo ganamos en todas las escuelas. Lo importante de este triunfo es que no nos pudieron vencer las encuestas. Un encuestador me dijo ‘¿y cómo hicieron en Ushuaia?’, y le respondí ‘es fácil, política y militancia, algo que nunca vas a entender. También demostramos que la política sin corazón no sirve, no es política y que si no ponemos el alma y el corazón nada llega a buen término. Ganamos con felicidad y alegría y les dijimos a los vecinos y vecinas que no se puede ser feliz en soledad. Esos son los secretos de la victoria”.

En otro tramo de su alocución, Vuoto advirtió: “Cuidémonos de los lobos disfrazados de ovejas, de aquéllos que dicen una cosa y luego hacen otra. No nos dejemos convencer nunca más que no se puede o que militar cae en saco roto. La militancia funciona porque es ir de cara a la gente. Hay que caerse y levantarse, volver a caerse y nuevamente levantarse. Y así hasta que se nos termine la vida”.

Consultado sobre los próximos objetivos a cumplir en su carrera política, Vuoto respondió: “Queda mucho por hacer. Festejemos y celebremos este triunfo histórico. Que no nos lo arrebate nadie… pero todavía tenemos mil pibes y pibas comiendo en comedores en la ciudad, y más de 3 mil en toda la provincia. ¡Miren cuánto trabajo nos queda!. ¡Miren cuánto hay que lograr!”.

Por último, el presidente del PJ subrayó: “Hoy comienza un nuevo camino, el de empezar a construir nuevas mayorías, el de buscar a cada vecino que necesita que el Estado lo ayude a resolver los problemas, a los cientos de hombres y mujeres que están afuera del sistema laboral. Tenemos también una gran batalla para recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores. Falta mucho por hacer en Tierra del Fuego y les aseguro que el gran compromiso que tenemos es la construcción de un proyecto político que logre dar vuelta los 15 puntos de desempleo y el 38% de pobreza. Tenemos la responsabilidad histórica, política y ciudadana de construir esa provincia que todos necesitamos y soñamos”.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora