Rechazaron una demanda de Cristina Kirchner contra el periodista Eduardo Feinmann

En un fallo de primera instancia, la Justicia respaldó el derecho del demandado a expresarse libremente; la vicepresidenta le reclamaba un resarcimiento económico al periodista por sus dichos sobre las causas judiciales en las que se encuentra involucrada.

El Juzgado Civil 110 rechazó una demanda que la vicepresidenta Cristina Kirchner impulsó contra Eduardo Feinmann a raíz de una serie de declaraciones televisivas que el periodista hizo años atrás con respecto a su situación judicial. En un fallo de 21 páginas, la Justicia reivindicó la libertad de prensa y de expresión y desestimó el planteo de la expresidenta, que le reclamaba a Feinmann un resarcimiento económico millonario por haberla tratado, entre otras cosas, de “coimera”.

La disputa legal entre Cristina Kirchner y el periodista encuentra su origen en 2016, cuando Feinmann integraba una mesa de debate político en el programa Animales Sueltos, que se emitía por el canal América. Fue en ese contexto que la vicepresidenta lo acusó de haber dañado su honor reiteradas veces en el marco de sus participaciones en el ciclo.

Según la expresidenta, el ahora conductor de LN+ expresó “comentarios hirientes y ofensivos en forma sistemática, constante e infundada” en contra suyo. Por ese motivo, inició una demanda por daños y perjuicios y le reclamó una indemnización de $1.000.000. Entre otros comentarios, remarcó que el periodista la trató de “coimera” al informar sobre la detención del exfuncionario José López con bolsos con US$ 9 millones.

“Como ha quedado plasmado en el caso, la demandante, Cristina E. Fernández, consideró ofensivas las diversas manifestaciones vertidas en distintas emisiones televisivas por parte del demandado, en tanto el Sr. Feinmann la tildó de coimera, aclarando que sobre esta expresión luego se rectificó en el aire suponiéndolo que lo era, que la quería ver presa como cualquier delincuente común (…); o por decir que era cínica o que López le llevaba el dinero a ella y a Néstor. También por señalarla como cretina definiéndola, según el diccionario, como necia, es una cretina, es necia, niega absolutamente todo, es una gran mentirosa”, detalla uno de los pasajes del fallo judicial al que accedió LA NACION.

El caso se judicializó después de que el periodista y la vicepresidenta no lograran llegar a un acuerdo en la audiencia de mediación que se convocó en 2016. Fue así como llegó a manos del juzgado civil 110, a cargo de Ricardo Darío Agugliaro, que en las últimas horas rechazó la demanda.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora