El Concejo Deliberante de Río Grande en la mira por malversación de fondos públicos

El Concejo Deliberante de Río Grande en la mira por malversación de fondos por parte del presidente del cuerpo deliberativo Raul Von Der Thusen.

Asi lo dio a entender el sitio web de noticias fueguinas “Correo Diario”, a continuación la nota:

El concejo deliberante de la ciudad, desde hace varios meses viene teniendo inconvenientes con los fondos, existen muchas  quejas de los proveedores que llevan más de tres meses algunos y  otros cuatro meses de atrasos en el cobro por lo servicios brindados. “El ojo esta puesto en la presidencia del cuerpo por los manejos arbitrarios que existirían con algunas partidas presupuestarias de las unidades operativas, que de comprobarse terminaría en un escándalo con el agravante que  existe un silencio llamativo de algunos ediles, que en lugar de actuar y transparentar los actos que se realizan en la casa legislativa, miran para otro lado ante un hecho que estaría consumado”.

Para el presidente meses atrás la excusa de los atrasos con los proveedores, fue que se estaba abonando las deudas dejadas por su antecesor, pero ya pasaron más de 7 meses y parece que nada cambio, porque los atrasos con los proveedores continúan hasta el día de hoy.

“Las mentiras tienen patas cortas” dice el dicho y más allá del argumento de la herencia recibida, expresada oportunamente por  el presidente del concejo deliberante, para justificar los atrasos en el pago a los proveedores.

Cabe recordar que el presidente saliente Alejandro Nogar no dejo deuda alguna, al contrario dejo a la actual gestión un súper hábil de 6.000.000 de pesos y así lo refleja el Decreto 047/2020 de fecha 30 de abril 2020, firmado por el actual presidente del cuerpo deliberativo de la ciudad, quien aprobó  el cierre económico financiero del 2019. En este sentido se podría decir que “La maldita herencia recibida, no fue tal


“Correo Diario”
de acuerdo a datos recabados pudo saber que  esta situación no termina con la abultada deuda a proveedores de la actual gestión y se suman cuestiones más graves; se estaría recurriendo a otras partidas presupuestarias para cubrir algunos desfasajes financieros por parte del actual presidente situación que no correspondería.

Luego de varios rumores en distintos sectores del concejo deliberante, sobre el movimiento de partidas, un edil pidió precisiones y que se clarifique el manejo de los fondos de las unidades operativas del cuerpo deliberativo, “en especial  la de (U.O 13)” partida que sería, “la que se está utilizando para cubrir gastos, que no estarían contemplados”.  Esta partida (U.O 13) está destinada al funcionamiento del Concejo Deliberante, como así también contiene la remuneración de la planta de personal, entre otros conceptos y los fondos no podrían ser utilizados para gastos no funcionales a esa partidas específicamente, como ser (contrataciones de profesionales entre otras cuestiones) porque para ello existen otras partidas presupuestaria, para algunos esto tipificaría “Malversación de Fondos”, otros no lo ven de esta manera y lo consideran un dispendio administrativo por parte del funcionario a cargo del concejo deliberante de la ciudad.

Lo cierto que el panorama se tornó oscuro en el concejo deliberante de Río Grande y todo apunta, que si no se trasparentan los movimientos de fondo, este tema puede terminar con una denuncia, debido a varias acciones de irregularidades que se estarían practicando, no solo con “la unidad operativa 13”, si no también con otras “partidas que son exclusiva de los propios ediles”, y que ya pusieron de manifiesto su punto de vista, sobre el retiro de fondos sin su consentimiento.

“Correo Diario” durante el fin de semana intento comunicarse con el presidente del cuerpo Concejal Von der Thusen, para hablar sobre lo que está sucediendo en la casa deliberativa y lamentablemente no pudo atendernos  porque se encontraba ocupado en una clínica.

Pero mientras surgen estos cuestionamientos internos a la presidencia del cuerpo deliberativo por la falta de transparencia, “los proveedores siguen esperando percibir lo adeudado por los servicios brindados, porque  la crisis los golpea duramente a cada uno de ellos, mientras los representantes del pueblo perciben su salario en tiempo y forma, los proveedores hacen un esfuerzo en demasía para mantener sus emprendimientos, cumpliendo con sus obligaciones fiscales ante la crisis generada por la pandemia“.

“La Redacción – Correo Diario”

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora