Casi el 40% de los fueguinos es pobre

La pobreza afecta al 39,3% de la población de Tierra del Fuego, cifra equivalente a 64.378 personas, según los registros del INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censo) al primer semestre de este 2020, lo cual significó un aumento del 15,3 puntos porcentuales con relación a igual período del 2019, cuando esa tasa se ubicó en el 24%.

El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza (LP) alcanzó el 28,4%; en estos residen el 39,7% de las personas. Dentro de este conjunto se distingue un 7,5% de hogares por debajo de la línea de indigencia (LI), que incluyen al 9,8% de las personas. Esto implica que hay 15.824 hogares pobres, donde residen las 64.378 personas en esa condición, en tanto que son 4.172 los hogares indigentes donde residen 16.096 habitantes.

En la comparación interanual crecieron ambos indicadores: los hogares pobres lo hicieron en 10,3 puntos porcentuales y las personas bajo la línea de pobreza, en 15,3 puntos porcentuales; mientras que los hogares indigentes aumentaron en 4,4 puntos porcentuales y las personas bajo la línea de indigencia, en 5,9 puntos porcentuales.

Respecto a la situación del país, la pobreza afecta al 40,9% de la población, cifra equivalente a 18.500.000 personas, según los registros  que el INDEC informó respecto al primer semestre de este año, lo cual significó un aumento del 5,5% con relación a igual período del 2019.

Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la EPH, por debajo de la LP se encuentran 2.849.755 hogares que incluyen a 11.680.575 personas y, dentro de ese conjunto, 754.155 hogares se encuentran por debajo de la LI, e incluyen a 2.995.878 personas indigentes.

El informe del INDEC señala que el ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de 25.759 pesos, mientras la CBT (Canasta Básica Total) promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los 43.785 pesos, por lo que la brecha se ubicó en 41,2%, el valor más alto de la serie por cuarto semestre consecutivo. De esta manera, no solo hubo un aumento en la

incidencia de pobreza respecto del segundo semestre de 2019, sino que la situación de las personas bajo la LP empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y la CBT.

Dado que la incidencia de la pobreza y la indigencia resulta de la capacidad de los hogares de acceder a la canasta básica alimentaria (CBA) y a la canasta básica total (CBT) mediante sus ingresos monetarios, y que la brecha es la distancia entre los ingresos y las canastas, se observó que en el primer semestre de 2020:

El aumento en los valores de la CBA (23,1%) y de la CBT (19,2%) registró una desaceleración de la CBT, con respecto al semestre anterior. La suma de ingreso total familiar aumentó un 11,0% con respecto al semestre anterior, por debajo de la suba de las canastas en el período en cuestión, lo que explica el aumento de la tasa de pobreza del conjunto de la población en el promedio del semestre.

En cuanto a los grupos de edad según condición de pobreza, se destaca que más de la mitad (56,3%) de las personas de 0 a 14 años son pobres, aunque el mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en los grupos de personas de 15 a 29 años, con un aumento de 7,1 puntos porcentuales; y las de 30 a 64, con una suba de 5,7 puntos porcentuales.
Las mayores incidencias de la pobreza en personas se observaron en las regiones Noreste (NEA) y Gran Buenos Aires (GBA); y las menores, en las regiones Cuyo y Patagonia.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora