El Gobierno flexibilizó solo en Ushuaia la exigencia de que los pasajeros permanezcan en hoteles

Ante el reclamo de los familiares de los fueguinos varados que arribaron a Ushuaia procedentes de Buenos Aires en el vuelo del 28 de julio último:Las medidas de excepción solo se otorgarán a los recién llegados que demuestren que cuentan con lugares apropiados para aislarse en la capital fueguina y solo en el caso de éste último vuelo. La dispensa no rige para Río Grande. Quienes arriben por vía aérea los días 3,5,10, 17 y 24 de agosto, sí o sí deberán costearse 14 días en un hotel o no podrán abordar – se advirtió oficialmente.

Ante la catarata de reclamos por parte particularmente de padres de estudiantes que pusieron el grito en el cielo al ver que sus hijos fueron conducidos a hoteles y no a sus domicilios como ellos querían y esperaban, luego de arribar a Ushuaia en el vuelo del 28 de julio último, el Gobierno provincial decidió flexibilizar su postura.

“Estamos desesperados” se escuchó a padres y madres clamar, en algunos casos llorando literalmente en comunicación telefónica con las radios locales, argumentando que no contaban con los recursos económicos para pagarle 14 días de hotel a sus hijos y en otros, que no era lo que habían pensado que iba a ocurrir.

Ante este panorama Diario Prensa Libre se comunicó con autoridades del Poder Ejecutivo para conocer cuál sería la actitud a seguir al respecto, manifestando éstas que “debido a que la realidad que vive Ushuaia es completamente distinta a la de Río Grande hemos decidido por ésta única vez y éste único vuelo (el del 28) que se considere la situación particular de quienes nos manifestaron que cuentan con lugares adecuados para que sus hijos cumplan con la cuarentena. Muchos nos dijeron que previendo que iban a venir les alquilaron departamentos o adecuaron las instalaciones de sus casas. Solo en esos casos vamos a flexibilizar la exigencia. La gran mayoría no obstante deberá continuar aislada en el hotel que haya elegido”.

La misma fuente destacó que “es un hecho cierto que la situación sanitaria de Ushuaia es diferente a la de Río Grande. En la capital fueguina hoy hubo 28 altas médicas correspondientes a la tripulación del buque Echizen Maru y los pocos casos restantes no son autóctonos y cuentan con nexo epidemiológico definido porque la totalidad se contagió por contactos con personas de Río Grande, en donde además se registraron 34 nuevos positivos. Por eso se atenderán particularmente los reclamos que se refieren a pasajeros que arribaron a Ushuaia”.

En cuanto a qué política se implementará para los próximos vuelos procedentes de Buenos Aires los días 3, 10, 17 y 24 de agosto y de Córdoba, el día 5 del mismo mes, las autoridades gubernamentales fueron tajantes: “Esta flexibilización fue solo para el vuelo del 28 de julio y en atención a la inmediatez con que tuvimos que tomar medidas que quizás a muchos sorprendieron. Pero todos los demás pasajeros que deseen volver a Tierra del Fuego deben saber que sí o sí lo podrán hacer si se comprometen – declaración jurada mediante – a hospedarse 14 días en algún hotel para cumplir la cuarentena, costeándose los gastos. Si alguien no puede cubrir ese gasto no va a poder venir. Será una decisión y responsabilidad de cada uno y ya están siendo informados con suficiente antelación”.

Consultados los voceros acerca de la falta de información aducida por los recién llegados y por sus familiares, muchos de los cuales inclusive se resistieron a bajar de los colectivos para ingresar a los hoteles, generándose agrias discusiones con los policías que los instaban a descender (ver video), admitieron: “La falta de información lamentablemente fue real y tienen razón. Lo que ocurrió es que la decisión había que tomarla con urgencia ante la realidad de Río Grande y se tomó un día antes del vuelo del 28 porque todos saben que estamos ante una pandemia y que no se puede perder tiempo.

Tuvimos que reaccionar rápidamente y por eso se va a tener flexibilidad con estos pasajeros, pero con ninguno de los próximos vuelos, porque ya están todos informados con anticipación de cómo son las cosas”.
Finalmente y en lo que respecta a las autorizaciones que se librarán a algunos de los arribados para que guarden la cuarentena en sus domicilios, desde el Ejecutivo se aseguró: “Vamos a estar controlandolos para que no salgan por ningún motivo”.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora