Pérez criticó a Mirgor

El intendente Martín Pérez manifestó su malestar por la decisión del Grupo Mirgor de desvincular a más de 700 trabajadores metalúrgicos con una conducta de “total falta de responsabilidad empresarial”.

Al respecto, señaló que “no puede ser que, en las horas más difíciles, la empresa que más ha ganado en los últimos cuatro años nos dé la espalda a los riograndenses”, a lo que agregó que “Mirgor tiene que ser más solidaria con la gente de Río Grande, como la ciudad lo ha sido con la empresa”.
En este sentido, el Intendente manifestó que “el año pasado Mirgor facturó no menos de 1.000 millones de dólares, según balances presentados en la Comisión Nacional de Valores, y sólo en beneficios del régimen recibió 180 millones de dólares”.
Finalmente, Pérez dijo que “Mirgor tiene que rever esta medida y tiene que sostener los puestos de trabajo de los que dependen estas 755 familias”. Asimismo, agregó que “quienes han obtenido excelentes ganancias en el apogeo de la promoción industrial, hoy más que nunca tienen que ser responsables y solidarios”.

 

La medida
El grupo Mirgor, propiedad de Nicolás Caputo, imitó los pasos de Techint y dispuso más de 700 desvinculaciones en su planta de Río Grande. A pesar de que el presidente Alberto Fernández ratificó que sería implacable contra los despidos en medio de la pandemia de coronavirus, la firma de Caputo decidió finalizar el vínculo laboral de 525 trabajadores contratados a plazo fijo y de otros 220 empleados contratados bajo la modalidad de Planta de Personal Discontinuos (PPD), entre operarios y supervisores.

Los contratos de los trabajadores finalizaban el 31 de enero, en línea con la primera fecha dispuesta para el fin de la cuarentena obligatoria. Sin embargo, desde ASIMRA aseguran que se habían comprometido a extenderlos antes del brote y de las posteriores medidas tomadas a nivel nacional para evitar la propagación del virus.

“Repudiamos a las empresas por la situación crítica en la que nos encontramos”, señaló el secretario general de ASIMRA, Javier Escobar, quien se mostró contrariado con la sorpresiva decisión de la empresa.
“Los trabajadores tienen contrato en Mirgor hasta el 31 de marzo y no se les renovaría el contrato debido a la situación de la cuarentena”, confirmó Escobar ni bien se hizo pública la noticia.

El gremialista explicó que desde la empresa prometieron reincorporar a ese mismo personal una vez que se supere la situación, pero “no hay nada confirmado ni firmado” que garantice que eso suceda.

 

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora