El drama de los argentinos varados en el exterior: «No nos abandonen, no somos chetos»

A pesar de las repatriaciones que dieron en los últimos días, aún son miles los argentinos que se encuentran en otros países y la cancelación de este tipo de vuelos por parte del presidente fue la peor de las noticias que podían recibir ya que la mayoría se está quedando sin recursos en plena pandemia de Covid-19.

«Hemos decidido no ingresar más gente , por lo que le he instruido al canciller que ayude con recursos a los que están en el exterior hasta que podamos ordenar este tema» , dijo Alberto Fernández, y añadió: «En lo inmediato, salvo algún caso excepcional que lo justifique, van a tener que quedar esperando el momento del regreso».

Este anuncio tuvo su réplica en los argentinos que se encuentran fuera y están haciendo lo posible por regresar, al punto en que están viendo desaparecer sus ahorros mientras en las redes los critican, los insultan y sienten la falta de empatía de sus compatriotas.

Uno de estos casos es el de Melisa Muñoz y Ezequiel Campos, una pareja que viajó a Estados Unidos el 10 de marzo y debía emprender el regreso este miércoles, algo que no pudo suceder.

Ella es agente de viajes y una de las más activas en el grupo de Whatsapp «Argentinos Varados en Nueva York» ya que sus conocimientos del mercado de turismo suelen ser útiles en estos momentos. Más allá de esto está varada junto a su novio con el que recorrió San Francisco y California además de Nueva York.

Ellos tienen la posibilidad de hospedarse en la casa de un amigo en Long Island (a una hora de Manhattan) pero reconocen que están gastando todos sus ahorros en comida y que no soportan los calificativos que reciben de quienes están en Argentina.

«Lo más difícil es transitar el miedo, es leer lo que dicen de nosotros en nuestro país», confesó a La Nación la especialista en Turismo, quien remarcó que además deben esforzarse por darle tranquilidad a sus amigos y familia que esperan su regreso. «Las noches son difíciles», agregó.

La joven explicó que que ella es joven y puede esperar, pero hay personas mayores y niños que todavía están lejos de sus casas y necesitan volver. «Hoy, para nuestro país los que estamos afuera somos delincuentes, somos infectados», dijo con resignación.

«No nos abandonen porque un par de estúpidos no cumplieron la cuarentena; no nos abandonen porque piensan que tenemos que tener dinero para quedarnos», dijo , y remarcó que la Argentina solidaria debe ser para todos. «No todos los viajeros tienen dinero para quedarse, no somos unos chetos», subrayó.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora