Camioneros ratificó su exigencia del 33% y amenaza con medidas

Con la puja latente por el bono de fin de año, los Camioneros liderados por Hugo Moyano y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas ( Fadeeac) completaron su segundo fracaso en el intento por acordar paritarias para enero-junio. El sindicato mantiene su pretensión del 33% y se plasmaron dichos que no son un dato menor, incluso sin descartar medidas de fuerza. «El reclamo además de justo está dentro de lo que el Gobierno nos ratificó en cuanto a paritarias libres», le expresó a BAE Negocios Pablo Moyano, secretario adjunto de esa organización.

 

El dirigente hizo referencia a la charla que en el último día de 2019 mantuvieron él, su padre y la cúpula del sindicato durante un almuerzo en esa sede. En tanto la Unión Tranviarios Automotor que lidera Roberto Fernández, conocido el número de la inflación para diciembre pasado (3,7%) completó un 19% para el tramo septiembre/diciembre 2019 y avisó que no aceptará valor menor al índice inflacionario para cerrar ese ciclo. «El último tramo va desde enero al 31 de marzo. Tenemos que ver cómo encuadra la suma fija de $4.000 y discutir la diferencia», le sintetizaron al diario Crónica desde la UTA.

 

En la sede de Camioneros, además de la visita de Evo Morales, la cuestión salarial es agenda permanente. Más allá del almuerzo que compartieron con el ministro de Trabajo, llave para desactivar la primera movilización 2020 de los transportistas y bálsamo en cuanto a desagrados continuos con la Casa Rosada que también sintetizaron dichos de Pablo Moyano respecto a su respaldo la gestión de Alberto Fernández.

 

No obstante la paritaria es cuestión a parte y fuera de negociación para Camioneros, incluso para detonar malestar haciendo blanco en empresarios y con daño político/colateral al Gobierno de turno.

 

Pablo Moyano comentó además que «la segunda audiencia en el Ministerio de Trabajo fue un fracaso. Ellos ( Fadeeac) rechazaron otra vez otorgarles un 33% para el primer semestre».

 

Con esa federación la tirantez tiene alto grado por el bono de fin de año, la cual quedó más expuesta con el fracaso en la discusión salarial de la víspera, como también con el acuerdo, ya que otro bloque empresario, la Confederación Argentina del Transporte Automotor (CATAC), suscribió el acuerdo por los $20.000 adicionales de gratificación anual. «Un derecho adquirido y vigente» como realzan en cada asamblea los choferes de camiones.

 

Camioneros resalta ante cada consulta que la prioridad sindical es que sus afiliados «no pierdan contra la inflación» como también que «es preciso considerar la pérdida de poder adquisitivo producido durante todo 2019». De allí explican que el porcentaje de su acuerdo salarial debe llegar al 33% para los primeros seis meses de 2020. En ofensiva sostenida contra Fadeeac también consignaron que esa entidad ratificó y profundizó su postura «intransigente» y continua «dándole la espalda a los trabajadores». «La cámara patronal Fadeeac fue cómplice y beneficiaria porque compartió el modelo de derecha del Gobierno de Mauricio Macri que detonaron inflación, pérdida de poder adquisitivo y recesión».

 

Pablo Moyano hizo hincapié en que quedaron en evidencia «una vez más, la ausencia de respeto, ante lo cual el sindicato adoptará todas las medidas necesarias para preservar y proteger cada derecho, los salarios y la vida digna de quienes jamás dudaron en poner el hombro para poner otra vez de pie a la Argentina».

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora