Desde la NASA fue calificado como “potencialmente peligroso”. Se espera que el 26 de julio alcance su distancia mínima con nuestro planeta.

Se estima que el próximo 26 de julio, el enorme meteorito de más de 200 metros de diámetro se coloque a 7,4 millones de kilómetros de la Tierra, situación que llevó a los expertos a calificarlo como “potencialmente peligroso”.

Cabe destacar que el cuerpo celeste viaja a 40 mil kilómetros por hora, motivo por el cual un breve cambio en su trayectoria podría elevar el grado de preocupación.