Trabajaron en la extinción del ígneo, personal de la propia fuerza, bomberos voluntarios de Tolhuin, como así también personal de policía y de defensa civil tanto provincial como de la localidad mediterránea. Afortunadamente nadie resultó herido.