El curioso hecho tuvo lugar en el baño de mujeres en el sector de Comunicaciones de la Policía Provincial que se encuentra ubicado en la parte alta del edificio emplazado en Av. Belgrano N°750.

En el día de ayer una mujer que concurrió al baño, se percató que abajo del lavamanos había colocado un guante de látex con algo en el interior, al acercarse se dio cuenta que era un celular el cual estaba apuntando hacia el inodoro.

La uniformada de inmediato advirtió a sus superiores de esta situación, en donde intervino Policía Científica quienes realizaron las pericias de rigor para poder dar con el sujeto que realizó la maniobra de filmar a sus compañeras violando su intimidad. Este celular era manipulado desde otro dispositivo móvil, en el mismo grababa a las compañeras.

El hombre fue identificado y trasladado hacia otra Comisaria de la ciudad, asimismo, se continua con la investigación y un sumario administrativo. El policía investigado se trata del Cabo Escalante.

 

“LOS DELITOS NECESARIAMENTE TIENEN QUE ESTAR TIPIFICADOS EN EL CÓDIGO PENAL”, DIJO HERNÁNDEZ

 

Consultado por la prensa el Dr. Cesari Hernández, juez interviniente en el hecho indicó que “es bueno que la justicia aclare ciertas cosas. Nosotros recibimos la noticia por parte del personal de comunicaciones de la policía de la provincia con sede en Río Grande. A partir de una actuación interna que realizó su jefe el comisario Rodríguez. De inmediato se solicitó se realicen una presentación formal a través de una nota preventiva. Eso se elaboró, se iniciaron las tareas de investigación y obtuvimos un conjunto de los primeros elementos en el juzgado, por lo que entendí que ameritaba que me constituyera pese a que el caso es llamativo y excepcional. Como se trata de un hecho ocurrido dentro de una comisaría y aparentemente por funcionarios policiales entendí que debía intervenir el fiscal mayor, el doctor Quadrini. Concurrimos con el fiscal y nos entrevistamos con los jefes de la División y las autoridades de la Unidad Regional para poder empaparnos bien de la cuestión. En el marco de esa entrevista el dr.Quadrini plasmó todo en un acta quien analizó y determinó que no había presencia de un delito porque lo solicito no iniciar una investigación y finalmente me compete dictar un fallo haciendo el control de esta legalidad cuestión que comparto con el fiscal. Los delitos necesariamente tienen que estar en el código penal”.