La importancia del voto en blanco

Uno de los pocos argumentos que unificó el discurso de candidatos de los distintos partidos políticos que han presentado listas a los cuerpos colegiados durante la campaña electoral por la que transita Tierra del Fuego, fue el llamado al electorado para que no vote en blanco.
Ello marca, evidentemente, la importancia que tiene esa categoría de sufragio al momento de definir las chances que tienen los partidos de conseguir algunas de las bancas en juego.
Para entender el porqué del llamado a no votar en blanco se debe tener en cuenta que la Constitución Provincial garantiza “la representación efectivamente proporcional en los cuerpos colegiados” y que, bajo esa premisa, la ley electoral determina que “las bancas se asignarán a cada Lista participante por el sistema D´Hont, con un piso del 5% de los votos válidos emitidos”, entendiéndose como tales a los votos positivos (o a candidatura) y los votos en blanco. Es decir, estas dos categorías se contabilizan para determinar si las listas superan o no el piso del sistema D´Hont.

Una vez definido que listas superaron el piso del 5% de los votos válidos emitidos, los votos en blanco se desechan ya que para la asignación de bancas se toma en cuenta el total de votos obtenidos por cada lista, el que se divide por 1, por 2, por 3 y así sucesivamente hasta llegar al número total de los cargos a cubrir. Los coeficientes resultantes, con independencia de las Listas de que provengan, se ordenan de mayor a menor en un número igual al de los cargos a cubrir para así determinar la cantidad de bancas que corresponde asignar a cada lista.
Para que el tema resulte más comprensible bien vale a recurrir a un ejemplo práctico, y para ello resulta oportuno remitirse a los resultados de la elección provincial del 2015 para el estamento legislativo provincial.

En aquella oportunidad, sobre un padrón de 132.846 electores sufragaron 93.200, un 70%.
Descontados los votos nulos, para la Legislatura se contabilizaron unos 93.000 votos válidos, de los cuales 20.538 fueron votos en blanco.
Sobre el total de los votos válidos, y tal lo determina la ley electoral, se aplicó el 5% por lo que el piso del D´Hont quedó en 4.660 votos.

Las únicas listas que superaron esa cantidad de votos fueron el Frente para la Victoria (14.259 votos), Movimiento Popular Fueguino (6.719) y Unión Cívica Radical (5.223 votos), en tanto que Forja (4.213) quedó a 188 votos de alcanzar el piso del 5% del D´Hont, el Movimiento Solidario Popular (4.159) a 260 y el PRO (3.760) a 659 votos, por lo que en el reparto de bancas correspondieron 8 al FPV, 4 al MPF y 3 a la UCR.

Ahora, si la cantidad de votos en blanco hubiera sido menor o, como postulan algunos partidos políticos con menor caudal de votantes, el voto en blanco no fuera tomado en cuenta para la determinación del piso del 5%, la actual composición de la Legislatura hubiera sido obviamente distinta.

Tomando como base la última de esta hipótesis, el piso del D´Hont habría sido de 3.633 votos, por lo que además del FPV, MPF y UCR habrían entrado en la distribución de bancas Forja, MSP y PRO, y la Legislatura contaría con 6 bancas del FPV, 3 del MPF, 2 de la UCR, 2 de Forja, 1 del MSP y 1 del PRO. Es decir, un Parlamento más representativo de la voluntad popular.
De allí que se sostenga que, con el actual sistema, el voto en blanco termina siendo funcional a los denominados partidos mayoritarios.

En el caso de los Concejos Deliberantes, la contabilización o no de los votos en blanco para el piso del 5% no hubiera generado cambio alguno en la distribución de bancas por la cantidad de votos que cosecharon aquellos partidos que en el 2015 no obtuvieron banca alguna.
Para la elección del próximo domingo se cuenta con un padrón provincial de 136.562 electores. Considerando que concurra a votar el 70% del total de empadronados, habrá unos 95.600 votos emitidos, por lo que el piso del D´Hont rondará los 4.780 sufragios.

Estimando que el porcentaje de votos en blanco se mantenga en torno al 20% que se registró en la elección legislativa de 2015, de no contabilizarse esa categoría de votos para el piso del D´Hont, las listas participantes deberían alcanzar unos 3.800 votos para poder acceder a unas de las 15 bancas que integran el parlamento fueguino.

Comentarios

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora