A los 102 años falleció la abuela Sara

 

La abuela Sara como muchos la llamaban y conocían, había nacido el 25 de enero de 1917 en Chaulinec, Chile. Su familia quedó compuesta por 8 hijos, 25 nietos, 51 bisnietos y dos tataranietos. 

Con más de un siglo de vida, un gran sentido del humor y una vitalidad envidiable. Conocida por su generosidad, su dulzura y alegría, y muy querida por sus vecinos de Río Grande.

En una entrevista con nuestro medio, Sara nos comentó que su gran virtud era “ser una sierva de Dios” así se caracterizaba. Una mujer virtuosa, cariñosa, llena de fe y vida, quien encontró en Dios motivos para sonreír y ser feliz.

En aquella entrevista realizada por El Fueguino una de sus nietas nos expresaba que “es una abuela excelente, dulce, amorosa, muy creyente, siempre mirando hacia adelante, nunca bajo los brazos, un ejemplo de mujer”.

“Ella siempre quiere estar en todo, saca fuerzas donde no las tiene, y a todos les transmite su amor, siempre tiene las palabras justas que te llegan y llena el alma, es única mi abu, es muy muy especial” dijo.

Los restos de Sarita serán velados en la Iglesia Movimiento Cristiano Misionero ubicado en la calle Bilbao 933 de Río Grande y trasladados para su sepelio al Cementerio mañana viernes a las 16 hs.

Desde nuestro medio acompañamos en este difícil momento a toda la familia.

Comentarios

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora