Increíble robo en la oficina de un juez en Río Grande

La Justicia de la Provincia sufrió ayer un insólito hecho de inseguridad ocurrido en el edificio de los Tribunales locales: una notebook de un juez y el celular de una empleada de la fiscalía fueron sustraídos de sus propias oficinas en la antesala de un juicio, y cometido por uno de los testigos uno de los integrantes del Tribunal de Juicio Oral.

Ayer por la tarde, Sabrina Solange Guerrero, de 21 años, fue a declarar como testigo al juicio que se lleva adelante contra dos hermanos por tentativa de homicidio. La joven no había asistido ante el tribunal y fue llevada por la fuerza pública.

Según detalla el portal Resumen Policial, la joven declaró horas después de que terminó la jornada de declaraciones, por lo que fue la única persona ajena al tribunal que por ese entonces estuvo dentro de sus oficinas.

Concluida la jornada el juez Eduardo López y la asistente del fiscal Pablo Candela, percibieron que faltaban una notebook de pequeñas dimensiones correspondiente al magistrado y el teléfono celular de la funcionaria.

Inmediatamente se identificó como sospechosa a la testigo que ya se había retirado de las instalaciones, y se radicó la denuncia con inmediatas tareas de inteligencia que permitieron detectar que la joven ya ofrecía en venta por internet dichos elementos.

Se emitieron órdenes de allanamiento que la brigada de Delitos Complejos ni siquiera tuvieron que llegar a ejecutar, dado que localizaron a la joven en la vía pública, a la que notificaron de derechos y garantías para que hiciera entrega de los dos elementos robados.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora