Muñiz Siccardi: “Hace 8 años había contratos con obras paralizadas, sin financiamiento y con anticipos entregados”

“Tuvimos que rescindir todas esas obras y recuperar los anticipos financieros que se habían pagado por el Centro de Salud n° 1, por la Comisaría del Río Pipo, por la ampliación del Hospital Regional de Ushuaia” destacando que éstas han sido llevadas a cabo por la actual gestión de gobierno. 

En el mismo sentido Muñiz Siccardi afirmó que “es real que la Provincia invierte gran parte de su presupuesto en sueldos pero aun así hemos realizado escuelas, centros de salud, comisarías y se han destinado todos los fondos del Fideicomiso Austral para infraestructura provincial; terminaremos la gestión con 41 nuevos edificios educativos, en parte gestionados a través del plan nacional “Más Escuelas”, aún cuando el cupo asignado para el financiamiento era mucho menor a lo que nos correspondía, y que como producto del esfuerzo y el trabajo realizado hemos conseguido mucho más”. 

Asimismo la Ministra detalló las obras de infraestructura más importantes realizadas a través del Fideicomiso Austral, como la cisterna y el acueducto de la Margen Sur, la ampliación del Gasoducto que permitió sumar 4000 nuevos usuarios y que se encuentra próximo a sumar una nueva ampliación. 

“También están en ejecución 2 plantas de Agua Potable con cisterna, una en Río Grande y otra en el Barrio Río Pipo de Ushuaia debido al gran crecimiento demográfico del lugar. Hemos gestionado la compra de otra turbina para Río Grande y estamos próximos a firmar el contrato de obras referentes a electricidad de media y baja tensión para el Valle de Andorra. Además,  ya firmamos contratos para realizar obras de cloaca en la ciudad de Tolhuin”,explicó. 

La titular de la cartera de Infraestructura manifestó además que la Provincia adquirió los créditos del FFFIR mediante los cuales realizó obras para cancelación de deuda con las Municipalidades y “construyó obras provinciales por 60 millones de pesos” afirmando que “el que dice que no hay obra pública es porque no camina o porque no lo quiere ver, tanto en Ushuaia como en Río Grande y Tolhuin hay cientos de carteles que dan cuenta de obras terminadas o en ejecución”.

“Probablemente quienes encuentran más fácil criticar y destruir, son los que no necesitan usar la obra pública, los chicos que van a las nuevas escuelas pensadas para ellos cerca de sus hogares, los pacientes que usan el servicio de diálisis en el Hospital de Ushuaia, los vecinos que tienen un medidor de gas, un Centro de Salud, una comisaría o un gimnasio a metros de sus casas; son los que realmente valoran y conocen la obra pública”, concluyó la funcionaria.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora