Sábado, 22 de Septiembre de 2018 | 07:57

Marcelo Córdoba expuso su temor de una intervención política

 “Para nosotros es muy difícil soportar toda esta situación, hemos hecho muchísimos esfuerzos para tener una administración clara y ser prolijos, porque ese es el rol cuando uno maneja cosas de terceros”, dijo ayer por FM La Isla el dirigente Marcelo Córdoba, frente a la crisis interna desatada en ATE por el escándalo con la estafa en la operatoria de viviendas que ya derivó en una intervención administrativo-financiera.

“Yo no quiero hacer un juzgamiento a nadie, la justicia está actuando y toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, pero tengo miedo de que haya una intervención política del consejo directivo nacional, dado que el año que viene hay elecciones y la agrupación opositora a la nuestra es la que sería la interventora”, dijo, mencionando entre los posibles interventores a Darío Orellana, delegado en Buenos Aires.

“Lejos de venir a resolver algo, va a ser un caos total si el consejo directivo nacional no tiene en cuenta esto y mandan interventores opositores a nosotros. Yo no creo en una intervención política. Vamos a hacer un congreso el jueves o viernes en Río Grande para tomar algunas decisiones sobre el tema”, indicó sobre el encuentro que prevén realizar con la seccional Tolhuin.

“ANUSATE conduce hace 40 años el consejo directivo nacional y no son más de cinco. Nosotros ya estamos rechazando con la seccional de Tolhuin una intervención política. Esto va a ser claro y contundente, porque ya nos ocurrió con (Pablo) Micheli cuando nos intervino por no arrodillarnos a que nos armen las listas. Ya estuvimos un año intervenidos y a ellos no les importa absolutamente nada, sino que miran el resultado político”, fustigó.

 

“Nosotros tenemos que resolver esto provincialmente”

Por su parte en declaraciones a Radio Provincia, Marcelo Córdoba recordó que “el estatuto también establece que en el máximo órgano deliberativo, que es el Congreso, nosotros tenemos que resolver esto provincialmente. Porque si la democracia es que siempre vayan a bajar el martillo desde arriba, según el criterio, entonces no se puede ejercer nuestro rol ni nos estamos expresando con el estatuto”, advirtió el dirigente riograndense.

Asegurando que existe “un avasallamiento a la democracia, al estatuto, y para mí esto no es bueno de ninguna manera. Porque ya está la Justicia interviniendo y hay que dejar que actúe, que hagamos nosotros de fiscales es lamentable. La situación es angustiosa, indudablemente, es una situación que no es cómoda ni mucho menos, pero yo creo que está interviniendo la justicia como corresponde”, remarcó.

En ese mismo sentido indicó que “ojalá Godoy puede estar en la provincia, que se reúna con los sectores. Pero también hay que recordar que esto puede traer algún inconveniente interno, porque ATE provincial no responde desde hace más de 10 o 12 años a la conducción nacional en cuanto al sector interno”.

Mencionó que “nosotros también fuimos intervenidos por no pensar del mismo modo, con Pablo Micheli a la cabeza en alguna oportunidad. Lo que tiene que hacer un dirigente, primero, es ir a visitar las seccionales, a los dirigentes, a los delegados; antes de hacer de panelista”. Córdoba aseguró sobre los dirigentes nacionales que “si tienen esa actitud van a ser bienvenidos”.

Confirmando luego que no tuvieron “contacto con la conducción nacional”, pero advirtió que “la intervención me suena a que el año que viene hay elecciones a nivel provincial y nacional. Hay líneas internas en la provincia con agrupaciones que responden al Consejo Directivo Nacional y si sucede una intervención en ese contexto, sería totalmente lamentable y antidemocrático”.

“Obviamente no queremos la intervención en ningún lado, queremos que decidan los compañeros y las decisiones deben ser totalmente democráticas. Entiendo que si no es así es nocivo para la organización”, reafirmó. Reclamando de la conducción nacional que se hagan presentes, pero para “hablar con los dirigentes, porque ese su rol”.

Dijo que deben “escuchar a todas las partes, más allá del color que tenga cada uno. Porque ATE, más allá de los colores, lleva adelante una doctrina y una idea que debe estar instalada a lo largo y ancho del país independientemente de los sectores internos”. “Me parece que en una crisis profunda, la organización tiene que intervenir y apuntalar”, reclamó el dirigente estatal.

 

“El país está siendo una fábrica de pobres”

Marcelo Córdoba manifestó que “el país está siendo una fábrica de pobres, para mí ese es el tema central es el tema que hay que tratar. Para ver como salimos de esta situación difícil, porque no estamos exentos los estatales de la situación crítica que se están atravesando los trabajadores a nivel salarial”.

Luego fue consultado sobre la reunión que mantuvieron con el Gobierno de la provincia y recordó que “una vez que fracasó la paritaria, nosotros como el gobierno no había llevado ninguna propuesta salarial analizamos la situación en un plenario de Comisiones Directivas y ahí decidimos buscar y gestionar un encuentro con el Gobierno provincial”.

Dijo que ese encuentro lo concretaron este lunes cuando “se realizó la primera reunión de esta nueva etapa de diálogo con el Gobierno. Estuvimos charlando por más de una hora sobre todos los temas, para nosotros eso es positivo antes de llegar a poner en marcha un plan de lucha, en el marco de esta situación dificilísima”, remarcó.

Luego dijo que pasaron “a cuarto intermedio hasta el día miércoles, acá en Río Grande, porque en estos momentos la gobernadora y algunos ministros encuentran en la ciudad de Buenos Aires. Estarían regresando jueves o viernes, así que el próximo miércoles volveremos a reunirnos en Río Grande. La expectativa que tenemos es conseguir algo, lo que queremos es que el Gobierno ofrezca concretamente alguna alternativa económica y financiera para paliar la situación de los trabajadores”.

“Si esto no se define la semana que viene, adoptaremos el instrumento que tiene la organización. Tampoco vamos a hacer el papel de sacar a los trabajadores diciendo que vamos a conseguir tal cosa, cuando las expectativas son las más difíciles de acuerdo al presupuesto que algunos pueden aprobar”, alertó.

Reiterando que “no vamos a exponer a los compañeros a caprichos, vamos a ir a la reunión del miércoles donde tenemos la esperanza de llegar a un acuerdo para llevarle algo al bolsillo de los trabajadores y mejorar el poder adquisitivo que fue devaluado. La economía se dolarizó y los salarios están en pesos”, reflexionó.

Concluyendo que “si me dicen cuánto necesitan de aumento los trabajadores estatales, yo digo que el 100%. Ahora si digo a los compañeros de salir a la calle para conseguir eso, les estaría mintiendo. No vamos a hacer eso, vamos a agotar el diálogo para ver que ofrece el gobierno. Obviamente tenemos nuestras propuestas y en virtud a eso las volcaremos en las asambleas y si nosotros, sólo así, pondremos en marcha el plan de lucha que tenemos como alternativa”, dijo refiriéndose a la posibilidad de que no tengan respuesta desde el Ejecutivo.

Indicando por último que la estrategia será conseguir “algún aumento, algún paliativo, pero también es posible que no”. “Necesitamos mejorar el salario de los trabajadores y presentaremos alternativas”, anticipó el titular de ATE Río Grande.

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

0 COMENTARIOS

noticias relacionadas
Newsletters

Suscríbase a nuestras novedades.

últimas noticias
síganos en