Viernes, 14 de Diciembre de 2018 | 03:16

Antártida batió el récord de temperatura más baja registrada en la Tierra

En el Este de esta región gélida del planeta, los pequeños valles ubicados sobre la capa de hielo registraron las temperaturas más bajas hasta el momento. Las condiciones que permiten que se lleve a cabo esta medición.

 

Ushuaia.- En la Antártida Oriental, las bajas temperaturas son frecuentes. Sin embargo, en los pequeños valles situados sobre la capa de hielo de esta región se registraron temperaturas de -98 °C, un número que batió récord gracias a las mediciones satélites que permitieron comparar este número con años anteriores. El fenómeno sorprendió incluso a los científicos que estimaban que el récord sería de -93°C-

De acuerdo al estudio que se publicó en Geophysical Research Letters, es la temperatura más baja que se puede alcanzar en todo el planeta Tierra. Coincide con la temporada del frío, ya que era pleno invierno polar para la Antártida Oriental.

“En esta área vemos períodos de aire increíblemente seco, y esto permite que el calor de la superficie de la nieve se irradie hacia el espacio más fácilmente”, explicó en un comunicado Ted Scambos, autor principal del estudio, quien explicó la relación del tipo de clima al momento de realizar la investigación con el resultado obtenido, ya que el aire seco demostró ser ideal, porque se pierde el calor del hielo más rápidamente.

Y es que de acuerdo a los investigadores, para llevar a cabo un descubrimiento de esta magnitud, son muchos los recaudos que se deben tener en cuenta. Para medir las temperaturas es necesario hacerlo cuando el invierno está terminando y se precisa un cielo totalmente despejado y claro.

Es muy difícil poder estudiar estas condiciones climáticas, ya que se deben usar las últimas tecnologías y trajes más modernos que ayudan a combatir temperaturas que podrían matar en minutos a muchos humanos (Getty Images)

 

Antecedentes de temperaturas frías

 

La temperatura más baja hasta ahora era la de una estación rusa de Vostok en el año 1983, con 89 grados bajo cero. Este tipo de mediciones se realiza con satélites y si las personas desean visitar el lugar deben usar un equipo adecuado, ya que no podrían respirar por más de unos minutos en el aire tan frío y colapsarían los pulmones.

Aprovechando que las condiciones fueron ideales para descubrir el lugar y la temperatura más fría del planeta, se colocó un telescopio cerca del sitio para investigar el espacio exterior durante estas temperaturas.

El resultado sorprendió a los autores del estudio científico, pero también destacaron en su investigación que estas bajas temperaturas coinciden con el impacto del calentamiento global en la Tierra.

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

0 COMENTARIOS

noticias relacionadas
Newsletters

Suscríbase a nuestras novedades.

últimas noticias
síganos en