Martes, 18 de Septiembre de 2018 | 11:29

Ushuaia acompañó a la convocatoria provida organizada por los médicos

Los trabajadores de la Salud de la capital fueguina, se concentraron éste domingo pasado con nevada y frío en la entrada de la pasarela donde leyeron un petitorio y finalizaron con una caravana, en reclamo y rechazo a la ley de despenalización del aborto que se debatirá en la Cámara de Senadores. Del mismo, acompañaron organizaciones, iglesias, vecinos; y contó con la presencia del Vicegobernador Juan Carlos Arcando, el legislador Ricardo Romano, el concejal Tomas Bertotto, y el Secretario de Relaciones Institucionales Patricio Lambert.

 

"El aborto no es ni debe ser una conquista social", expresó uno de los médicos agregando también que "no es propio de la medicina el matar a personas inocentes e indefensas. El aborto es contrario a la salud porque mata al niño por nacer y pone en peligro la salud de la madre", aclararon.

 

En éste sentido, "la intervención del embarazo es un acto de extrema violencia que termina con la vida de un inocente", sostuvo uno de los profesionales. Y por último, "como profesionales de la salud nos negamos y oponemos a que se trate el tema del aborto como una cuestión de Salud Pública, porque el embarazo no es una patología y el aborto no es un tratamiento para ninguna enfermedad", expresaron.

 

 

Los vecinos de la ciudad de Ushuaia acompañaron (con pañuelos celestes, banderas argentinas y carteles haciendo alusivas al derecho a la vida) a la concentración que se llevó a cabo en la tarde de éste domingo, y que el mismo fue organizado por los médicos del Hospital Regional y de entes privados en rechazo al aborto.

 

Con varios medios de comunicación en el lugar, los médicos leyeron un petitorio en el lugar en rechazo a la legalización del aborto y en favor de las dos vidas, quienes recibieron los aplausos de lo presentes que se acercaron para acompañar.

 

Petitorio:

 

Estoy a favor de la vida, pero a favor de las dos vidas. No se puede estar a favor de la vida y al mismo tiempo a favor del aborto o de la despenalización del mismo ya que se contradice.

• Hay un esfuerzo por cosificar la vida intrauterina, pero el ser humano es el mismo desde la concepción hasta su muerte. Lo único que cambia es el estado evolutivo en el que se encuentra en cada momento de su desarrollo, con sus formas particulares de interactuar con su entorno.

• En cuanto a los argumentos biológicos y científicos es redundante afirmar que la vida humana comienza en el momento de la fecundación. Es increíble en pleno siglo XXI estar debatiendo cuando comienza la vida humana; es como discutir si la tierra gira alrededor del sol o si es este, el que gira alrededor de la tierra. Son temas ya resueltos, no por la opinión de personas u organizaciones basadas en "lo que a mi me parece" o "a nosotros nos parece" sino que ha sido fehacientemente probado por la ciencia.

• En el orden jurídico hay un claro conflicto de derechos. Por un lado el derecho a elegir de la madre, por el otro el derecho a la vida del hijo y el tercero el derecho a la objeción de conciencia por parte de los profesionales de la salud. Por sobre el derecho a elegir hay un derecho superior y fundamental que es el derecho a la vida. De este derecho emanan el resto de los derechos humanos. Es por esto que estamos en contra de la despenalización del aborto, porque reconocemos el valor supremo de la vida desde la concepción hasta la muerte natural del individuo.

• Destacamos que toda la legislación argentina, la constitución, los tratados internacionales, el código civil y comercial protegen al niño por nacer desde el momento de su concepción, y lo hacen sujeto de derechos. Así el derecho que la mujer tiene sobre su cuerpo encuentra su límite frente al cuerpo del otro, ya que el embrión no es parte del cuerpo de la madre, su ADN es distinto al de sus progenitores que lo conforma como un ser humano singular, distinto e independiente de la madre.

• Nadie puede decidir quién vive y quien no tiene derecho a seguir viviendo, ya que no existe derecho a matar. Decidir quién vive no es progresismo ni desarrollo, es fachismo impuesto a través de una actitud autoritaria. El aborto no es ni puede ser un derecho ni una conquista social, es un delito que quiere ser legalizado a través de intereses y falsas premisas.

• El aborto no es la solución de ninguna problemática social. Es como si para terminar con la pobreza dispusiéramos legalizar la matanza de los pobres.

• No hay vinculación alguna entre la profesión médica y el aborto. No es propio de la medicina el matar personas inocentes e indefensas. El aborto es contrario a la salud porque mata al niño por nacer y pone en peligro la salud de la madre. La interrupción del embarazo, como eufemísticamente la quieren llamar, es un acto de extrema violencia que termina con la vida de un inocente.

• Seamos aliados de la vida humana en todas sus etapas del desarrollo, desde la concepción hasta la muerte natural, y evitemos el derramamiento legal de sangre inocente ya que el mismo traerá condena y maldición sobre la Argentina.

• Les doy a todos los presentes las gracias en nombre de todos esos niños por nacer que se encuentran en jaque y que no se pueden defender por sí mismos, siendo sujetos de una de las amenazas más injustas que la humanidad puede ser testigo.

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

0 COMENTARIOS

noticias relacionadas
Newsletters

Suscríbase a nuestras novedades.

últimas noticias
síganos en