Martes, 18 de Septiembre de 2018 | 11:15

La sentencia que condenó a Weiss fue apelada

La defensa pública presentó un recurso de casación para revertir la condena de ocho años de prisión efectiva aplicada al empresario de Ushuaia Héctor Darío Weiss, por el abuso sexual de dos menores de edad.

La apelación limitada a cuestiones de derecho fue interpuesta por el jefe de defensores, Gustavo Ariznabarreta, ante el Tribunal Oral en lo Criminal de la ciudad (que juzgó el caso) el pasado lunes, aunque tramitará en breve ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Fuentes judiciales explicaron que el recurso se presenta ante el Tribunal Oral para que evalúe su admisibilidad, lo que está aconteciendo por estos días, y en caso se ser declarado admisible será remitido al máximo organismo judicial provincial.

Esta instancia es clave para definir la situación de Weiss, que si bien está condenado permanece en libertad hasta que la sentencia se encuentre firme, siguiendo un precedente del STJ y de la Corte Suprema de Justicia.

Recién si existiera un rechazo de la casación, y la Justicia local considerara inadmisible un recurso federal ante la Corte, entonces el empresario será detenido y puesto a cumplir la condena.

Las mismas fuentes indicaron que el contenido de la presentación de la defensa “no se hará público” para salvaguardar aspectos delicados del caso, teniendo en cuenta que se investiga el abuso de dos niñas de 8 y 14 años al momento de los hechos.

El Tribunal Oral había señalado, al fundamentar la sentencia, que no hizo lugar al pedido de prisión preventiva requerido en el juicio por una de las querellas, porque “se encuentra limitado por el precedente Donamaría” del STJ, y que solo podría hacerse lugar a la detención si existieran indicios concretos de un intento de fuga por parte del imputado, algo que no está verificado en el expediente.

La querella había argumentado que la renuencia de Weiss a mantener un tratamiento psicológico, sumado a su confesión en el juicio y al hecho de que sigue manteniendo contacto con otros menores, eran causales de encarcelamiento preventivo, pero el tribunal consideró que nada de eso era “fundamento de la medida”.

En ese sentido, se resolvió sostener las reglas de conducta aplicadas al empresario, que hasta el momento viene cumpliendo con regularidad: entre ellas la prohibición de acercamiento a las víctimas, la imposibilidad de salir de la provincia y la obligación de presentarse a intervalos definidos en sede policial.

Sobre los abusos, los jueces le asignaron credibilidad al testimonio de las propias víctimas.

En uno de los casos, se afirmó que la declaración de la menor “refleja la verdad real de lo acontecido, pudiendo –entonces- afirmar que encuentro plenamente probada tanto la existencia material del hecho en trato, como la autoría por parte del imputado”.

Por ese hecho, los jueces hallaron al empresario como responsable de “abuso sexual simple reiterado, en un número indeterminado de oportunidades”.

En cuanto al segundo hecho, los magistrados entendieron que Weiss abordó a la menor “de manera gradual”, hasta que en un momento la increpó con “sorpresivos besos y manoseos”.

“El persistente accionar del imputado logró desparecer o torcer la conducta de la víctima”, agregó la sentencia, y mencionó que el condenado se aprovechó del carácter y de la “inexperiencia e inmadurez sexual de la menor, así como de su alto grado de vulnerabilidad”.

Fuente: sur 54
DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

0 COMENTARIOS

noticias relacionadas
Newsletters

Suscríbase a nuestras novedades.

últimas noticias
síganos en