Lunes, 18 de Diciembre de 2017 | 09:41
CASO NICOLE

La familia paterna de Nicole Ojeda reclama justicia

 Nicole Ojeda, la niña de cuatro años violada y asesinada a golpes el 26 de enero pasado, habría tenido un contacto estrecho desde su nacimiento con la familia de su padre biológico, Ezequiel Huirimilla, si bien no llegó a conocerlo dado que se encuentra desaparecido desde 2010.

La jueza de feria Cecilia Incardona había dado detalles de su actuación a la prensa en la causa, antes de dejarla en manos del juez Eduardo López, donde hay dos imputados principales: el padrastro Oscar Elías Cata Cata como posible autor, y la abuela materna Carmen Tecay por presunta cooperación.


En un tramo de su exposición, Incardona aclaró que la niña solamente tenía filiación materna, como hija de Valeria Ojeda Tecay, dado que no había reconocimiento de su padre en el acta de nacimiento.


Sorpresivamente, el padre biológico resultó ser Ezequiel Huirimilla, el joven desaparecido en 2010 que forma parte de la lista de presuntas víctimas de violencia policial, y que no llegó a conocer a su hija.


Ayer la familia Huirimilla hizo pública una carta a través de FM Aire Libre, donde aclaró el vínculo con la menor desde su nacimiento. Está redactada por Rosa Huirimilla, tía de la pequeña, quien aclara que “Nicole sí tiene familia por parte de su padre, si bien no está reconocida, ya que mi hermano Ezequiel Huirimilla está desaparecido y nunca supo que tenía una hijita”, dice.


Asegura que “la familia siempre supo de la existencia de Nicole, nuestra sobrinita y nieta. Mis padres, Juan y Angélica Huirimilla, estuvieron siempre desde que nació Nicole viendo que no le falte nada y atentos a que esté bien en todo sentido. Mi padre habló con la mamá de Nicole para reconocer a la bebé, para que Nicole tenga los beneficios del salario y la obra social. La relación entre las dos familias cuando Nicole era bebé era buena, comíamos juntos y compartíamos lindos momentos con nuestra sobrina. Como tía la busqué y la fui a ver en varias oportunidades”, continúa su relato, que desecha el mero rumor para poner en escena un contacto permanente desde el inicio.


También Rosa indica que “nunca hubo un inconveniente” con la mamá para que se mantuviera este contacto aunque “luego todo cambió”, presumiblemente a partir de la aparición en escena de Oscar Cata Cata, la nueva pareja de la madre de la menor asesinada, que convivía con ella desde hace un año y ocho meses.


Nicole fue asesinada cuando tenía cuatro años y estaba en gestación cuando desapareció su padre biológico, por lo que la familia paterna deberá probar ese vínculo ante la justicia.


En este punto, Rosa Huirimilla dice que “respeta que la justicia salga a decir que mi sobrina sólo tiene el parentesco de la madre, ya que no está reconocida legalmente”, pero reitera que “la familia paterna siempre estuvo, aunque no haya ni un papel firmado por parte de su padre, que se encuentra desaparecido”.


“Hemos ido al juzgado y nos lo dejaron bien en claro, pero estamos pendientes de todo lo que está pasando. Sólo queremos justicia, que se diga toda la verdad y no se calle nada, y que paguen todos los culpables”, reclama.


Asimismo, hace un llamado a toda la sociedad que pueda tener datos sobre lo que ocurría en esa casa, para que “declare ante la justicia si sabe algo, es muy importante para que se esclarezca este horrible crimen contra un angelito”.


La carta está firmada por la tía de la niña, Rosa Huirimilla, familia y amigos.

Fuente: Sur54
DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

0 COMENTARIOS

noticias relacionadas
Newsletters

Suscríbase a nuestras novedades.

últimas noticias
síganos en